Archivo de la etiqueta: Montse Vilà

Montse Vilà

Montse Vilà i Àlex

Me llamo Montse Vilà y soy maestra de Educación Especial de una escuela ordinaria de la ciudad de Igualada en la comarca del Anoia.

El primer año que yo tuve a Àlex fue el curso escolar 2010-2011. Desde el comienzo Àlex se mostró interesado y venia contento al aula de Educación Especial a pesar de que, si no el entorno, la maestra era diferente a la anterior que él había conocido. Se podría pensar que este cambio le supondría un trastorno, pero realmente la adaptación fue muy rápida y agradable.

Àlex asistía a clase cada día con un “conflicto-obsesión” nuevo. A menudo aprovechábamos este tema que a él le interesaba en aquel momento para iniciar el rato dedicado diariamente a la expresión oral y después lo reconducíamos hacia donde nos interesaba de hablar aquel día.

Poco a poco y después de un curso, estas obsesiones diarias se fueron reduciendo progresivamente en la medida en la que él cogía confianza en él mismo y aprendía a superar aquellos miedos e inseguridades que lo dominaban.

Con Àlex y con personas con su problemática es importante al comienzo de la sesión de clase o antes de iniciar cualquier otra actividad, explicarle qué haremos aquel día y en el orden en que lo tenemos previsto porque esto le da seguridad y no hay sorpresas que después él no puede controlar.

El trabajo de escuela con Àlex lo empezamos haciendo la rutina que pronto hizo él solo: fecha (día, mes y año), tiempo atmosférico (relacionándolo con la estación del año) y horario escolar del día.

En aquel momento Àlex cursaba segundo de Educación Primaria. Iba a la piscina con el resto de la clase y participaba de las actividades de la escuela: teatro, salidas, colonias, tradiciones… Àlex es un niño integrado al máximo con el resto de los compañeros y compañeras de la escuela.

Es cariñoso y educado. Tiene logrados los hábitos de autonomía personal y de higiene y es ordenado y metódico a la hora de recoger el material y sus pertenencias.

Es capaz de expresar sus sentimientos y estados de ánimo con bastante claridad. Antes habría sido impensable que te dijera qué le pasaba si el adulto no lo ayudaba a expresarlo.

Demuestra independencia para moverse por la escuela y es mucho más sociable de lo que se podría esperar.

De todas maneras, hay que mencionar aquí que la situación actual de Àlex viene dada en gran medida por el esfuerzo y la dedicación de sus padres en primer lugar y después por la de todos los profesionales que trabajan con él desde su propia especialidad. Su progresión personal no avanzaría si los tratamientos –terapias terapéuticas– que ahora se le dedican se pararan.

Àlex, de verdad te deseo que continúes siendo la personita tan especial como lo estás siendo para mí desde que te conozco.

Montse Vilà i Tarrés
Maestra de Educación Especial
15 de marzo de 2013